Esta almacenadora inicia sus actividades en el mes de julio de 1994, respaldada con la resolución de la Junta Monetaria No. JM-84-94 de fecha 3 de febrero de 1994 (anexo No.1) misma que le faculta como Almacén General de Deposito, después de haber concluido con los requisitos legales ante la Superintendencia de Bancos quien es nuestro fiscalizador

Posteriormente se inician las gestiones ante las autoridades aduaneras para obtener la calidad de Almacén Fiscal, abriendo esta nueva opción para el sector importador en el mes de septiembre de 1996, después de la publicación del Acuerdo Ministerial No. 8-96.

A la fecha contamos con un capital pagado de Tres millones de quetzales, y con operaciones por mas de Q. 480,0 millones de quetzales.